lunes, febrero 27, 2006

Carnaval, carnaval


Ante la insistencia de mi hermana, este año hemos apostado por disfraces caseros. Volvimos a intentar lo de Zipi y Zape, pero es mucho más difícil de lo que parece. Al final, fueron un tierno sol y una coqueta luna, que me temo que no podrán ser heredados porque acabaron la tarde un tanto demacrados. Pero estaban tan monos....

1 Comments:

At 9:31 p. m., Blogger uma b. said...

Me flipan los disfraces, pero sus caras lo que más. Aunque en la posterior versión domingointhemorning2.0 ya es demasiado! :)

 

Publicar un comentario

<< Home