viernes, octubre 08, 2004

I love Rebecca


"Me duelen los brazos. Ha sido realmente duro hacerlo". La frase pasará a la historia tras salir de esa boquita de piñón que tiene mi amiga Rebecca Loos (nunca un apellido le sentó mejor a alguien, con la excepción de Mayte Tuda). Lo hizo tras realizar sus primeros -supongo- trabajitos manuales televisados en directo para millones de personas. Y no, el benefactor no fue Beckham, sino un vulgar cerdo -ni siquiera de pata negra- de los que viven con ella en la versión inglesa de 'La Granja'.
Me hice superfan de Rebecca después de que decidiera airear en el Sun esos mensajitos de SMS tan estupendos que le mandaba Beckham, y luego fuera de tómbola en tómbola contando lo rancia y frigida que es la Posh (como si hiciera falta que alguien nos lo dijera). Luego hizo que se me saltaran las lágrimas de los ojos tras participar en un cara a cara con Monica Lewinsky en el festival de Edimburgo, 'Chequebook versus Notebook'. Pero ahora reconozco que se ha superado. Bueno, a no ser que Terelu nos rompa a todos los esquemas y obligue a Paquito Fernández Ochoa, es un suponer, a tirarse a una cabra en directo en prime time. Mejor no voy a dar ideas...